Préstamo con Garantía Hipotecaria

Image by Tierra Mallorca

El mejor agente de préstamos con garantía hipotecaria te ofrecerá una variedad de términos de pago, bajas tasas de interés y pocas tarifas. Cada agente evaluará tu elegibilidad de manera diferente.

 

Tu tasa dependerá de tu puntaje de crédito, ingresos, valor acumulado de la vivienda y más, y las tasas más bajas se otorgan a los prestatarios más solventes.

La mayoría de los prestamistas te permitirán pedir prestado hasta el 80-85% del capital de tu vivienda, es decir, el valor de tu vivienda menos la cantidad que aún debes de la hipoteca. Para obtener la aprobación de un préstamo con garantía hipotecaria, la mayoría de los prestatarios generalmente necesitarán:

  • Equidad en tu hogar > 20% del valor de tu hogar

  • Historial de ingresos comprobable durante dos o más años.

  • Una puntuación de crédito > 600

¿Qué es un Préstamo con Garantía Hipotecaria?

Un préstamo con garantía, también conocido como préstamo con garantía hipotecaria, préstamo a plazos con garantía hipotecaria o segunda hipoteca, es un tipo de deuda de consumo. Los préstamos con garantía hipotecaria permiten a los propietarios pedir prestado contra la equidad de sus viviendas. El monto del préstamo se basa en la diferencia entre el valor de mercado actual de la vivienda y el saldo adeudado de la hipoteca del propietario. Los préstamos con garantía hipotecaria tienden a ser de tasa fija, mientras que la alternativa típica, las líneas de crédito con garantía hipotecaria (HELOC), generalmente tienen tasas variables.

BENEFICIOS

Esencialmente, un préstamo con garantía hipotecaria es similar a una hipoteca, de ahí el nombre de segunda hipoteca. La equidad en el hogar sirve como garantía para el prestamista. El monto que un propietario puede pedir prestado se basará parcialmente en una relación préstamo-valor combinado (CLTV) del 80 % al 90 % del valor de tasación de la vivienda. Por supuesto, el monto del préstamo y la tasa de interés que se cobra también dependen de la calificación crediticia y el historial de pagos del prestatario.

 

Algunos de los mejores usos para aprovechar al máximo tu préstamo incluyen:

  • Mejoras en el hogar: debido a que a menudo las viviendas pueden agregar valor con el tiempo, pueden ser útiles para aumentar el valor.

  • Consolidación de deuda: el uso de la plusvalía de la vivienda para ayudar con la consolidación de deudas puede brindarte mejores tasas de interés para que puedas encaminar tus finanzas.

  • Gastos de emergencia: si no tienes los fondos para una necesidad inmediata, los préstamos con garantía hipotecaria pueden brindarte dinero con tasas de interés mucho más favorables que algo como un préstamo de día de pago.